Negra castigada con sexo anal tras robar en una tienda

0%

Una joven negra estaba en una tienda, y la pillaron robando algo. Tras pasar un rato en el almacén, llegó un policía. Ella estaba muy asustada porque no sabía lo que le iba a ocurrir, y aprovechando la situación, el policía la obligó a comerle la polla para después follársela por el culo. No era su primera vez practicando sexo anal, así que el castigo no fue tal, todo lo contrario, sintió un intenso placer aunque le molestó bastante que se aprovecharan de su situación.

  • COMPARTIR