Un negro con pollazo se ha mudado a la casa de al lado

100%

La joven y morbosa Gina Valentina tiene un nuevo vecino, es un negro al que ya le ha visto el pollazo a través de la ventana y con el que no tardó en practicar sexo. Fue a visitarlo y le zorreó un poco hasta ponerlo a tono. Cuando lo vio interesado, le comió el robusto rabo hasta que el hombre ya no aguantó más y la penetró con fuerza, controlándose solo para sacar la polla a tiempo y correrse en la sucia boca de la brasileña.

  • COMPARTIR