Mi nueva madrastra no para de pajearme hasta que me corro a chorros

0%

Mi nueva madrastra es una tetona que ya quisieran muchos, y tengo la suerte de que la mujer está obsesionada conmigo. Cuando mi padre se va a trabajar por las mañanas ella se mete en mi habitación, se sube en mi cama, me saca la polla y no para de pajearme y de comérmela hasta que me corro a chorros.

  • COMPARTIR