Recompensa sexual tras un duro día de trabajo para Bridgette B

0%

Tras un duro día de trabajo en el almacén y en la oficina, la rubia tetona Bridgette B no pudo tener mejor recompensa. Su último cliente era un negro alto al que le pudo intuir una polla enorme y con lo morbosa que es, tenía que actuar. Lo provocó hasta que logró tener su rabo en la manos, y tras una mamada con la que corroboró sus pensamientos iniciales, esa polla es gigante, follaron sobre el sofá de su despacho, quedándose todo lo relajada que necesitaba tras un intenso orgasmo.

  • COMPARTIR